Nuevo portal para unas viviendas

Escrito por el Dic 1, 2011 en Referencias | Sin comentarios

Igual que se dice que la cara es el espejo del alma, suele atribuirse que la casa de cada uno es en parte reflejo de su forma de ser. Y no lo es menos su portal. En este caso, esta obra intentó diginificar el acceso a una torre de viviendas de una comunidad de propietarios, dándole una imagen más contemporánea a través del trazado de sus nuevas líneas, pero ganando sobre todo en amplitud, luminosidad y accesibilidad, suprimiendo barreras arquitectónicas.

Generalmente, este tipo de reformas son consideradas como obras menores y de naturaleza complicada al depender de toda una comunidad de vecinos en lugar de un único cliente, siendo muy posible que por lo general no se les presta la atención que merecen y se acometen reformas que únicamente llevan a chapar tal pared de cierto material o simplemente a cambiar la forma de sus puertas.

En el caso que nos ocupa, existía una diferencia de cota de 1,70 m entre el nivel de la calle y el embarque a los dos ascensores del edificio. La configuración que presentaba este triste itinerario se caracterizaba por una compleja trama estructural que daba lugar a una secuencia de 3 espacios a distintas alturas, conectados por diferentes tramos de escaleras, que precedían al profundo y oscuro pasillo que servía de acceso a los ascensores y del que partía la escalera principal.

Todos los esfuerzos se dirigieron a atenuar la sensación de profundidad y a eliminar rincones ocultos en el trayecto que conducía desde la calle hasta el embarque a 180º en planta baja. La introducción de un plano diagonal a la fachada resolvió compositivamente este requerimiento. A partir de ahí, el objeto fue procurar la máxima transparencia y luminosidad, proponiendo la sustitución de toda la fachada por paramentos de vidrio laminar liberando los pilares y la construcción de un plano interior en base a paneles de madera de zembrano que señala la posición de la nueva escalera y conduce directamente al ascensor. Esta superficie hace las veces de fachada, desdoblando y desvirtuando los límites tradicionales, lo que acentúa la continuidad de los espacios interior y exterior.

Además, sobre la base de una línea horizontal a media altura del referido paramento, se establece un juego compositivo que intenta resolver la relación entre las diferentes cotas del portal y conforma los diferentes recintos. Además permite conciliar la altura conveniente para la puerta de acceso de acero inoxidable con la altura libre deseable para dotar de cierta distinción al interior. Como base de la nueva geometría de la planta se introduce una modulación seriada, manifestada en el despiece de suelos y pilares de mármol travertino, que confiere orden a la nueva distribución.

Datos del proyecto
– Nombre: Reforma de accesos
– Localización: Pío XII 29, Pamplona
– Arquitectos: Beguiristáin Bergera (Iñigo Beguiristáin e Iñaki Bergera)
– Proyecto: 2009
– Superficie: 70 m²
– Fotografías: Iñigo Beguiristáin e Iñaki Bergera
– Presupuesto: 203.700 €

Responder